La joven, de 25 años, se operó en octubre pasado en una clínica de la ciudad de Rosario, pero la cirugía se complicó y quedó desde entonces postrada. La familia de la chica denunció mala praxis.
Una joven estudiante de Relaciones Públicas de 25 años que trabajaba como recepcionista en un bar rosarino se sometió hace siete meses a una cirugía para colocarse implantes mamarios en una clínica privada local y desde entonces se encuentra postrada, en un caso que se hizo público en las últimas horas.

Se trata de Berenice Conte, una rosarina que el 12 de octubre de pasado año fue operada en una clínica de cirugía plástica de avenida Francia al 300, pero por las complicaciones que surgieron durante la intervención tuvo que ser traslada a un sanatorio.

Joven postrada después de cirugía
Se puso implantes mamarios y quedó postrada. Gentileza La Capital
Se puso implantes mamarios y quedó postrada. Gentileza La Capital

La joven sufrió un ACV isquémico (un coágulo obstruyó un vaso sanguíneo del cerebro), según el diagnóstico de los médicos que la atendieron luego de la cirugía estética.

Tras permanecer varios meses en coma, hoy vive en una clínica de neurorehabilitación integral ubicada en Paraguay al 2000, sin poder hablar ni caminar, y su familia denunció al médico cirujano y al anestesista por mala praxis.

La fiscal Guillermina Aiello, perteneciente a la Unidad de Investigación y Juicio del Ministerio Público de la Acusación (MPA) quedó a cargo de la investigación del caso.

La Fiscalía aguarda el informe de un grupo de profesionales convocados por el Instituto Médico Legal (IML) para establecer si hubo negligencia o no.

Berenice Conte
Se sometió a un implante de mamas y quedó postrada
Se sometió a un implante de mamas y quedó postrada

La familia de la chica denunció mala praxis por parte del médico cirujano que realizó la operación y del anestesista. "Mi hija fue por una cirugía de implante de mamas, que supuestamente era algo muy sencillo, y a las 11:00 me llaman diciendo que estaba en terapia intensiva en el Sanatorio de la Mujer. Cuando llego estaba entubada, con falta de oxígeno en el cerebro y atravesando un paro cardiorrespiratorio. Ese día comenzó el calvario, y hasta el día de hoy nunca pudo salir totalmente de esa situación", indicó el padre de la joven, Marcelo Conte.

Los integrantes de su familia se turnan para cuidarla, ya que no pueden dejarla sola porque no se vale por sus propios medios y desde la cirugía bajó 10 kilos: actualmente pesa 42.

El médico que realizó la cirugía estética a la joven afirmó que "la paciente hizo un paro cardíaco y se tomaron todos los recaudos para que sobreviviera".

"Fue una complicación de una cirugía, como pasa tantas veces. La causa judicial está en proceso y se determinará si va a haber un juicio", indicó en declaraciones al diario local La Capital.

El profesional aseguro que "se aportaron todas las pruebas que se solicitaron" y que habló con los padres de la joven y se puso a disposición.

Padre de la joven internada