Los gastronómicos acordaron un aumento del 12% a partir de julio y otro 12% en diciembre, más dos sumas fijas de $1.000 cada una. La suba del 24% representa siete puntos por encima de la meta de inflación fijada por el Gobierno para este año.
El Sindicato de Gastronómicos se sumó al grupo de gremios que logró perforar el techo que el gobierno de Mauricio Macri intenta imponer a las discusiones paritarias y anunció que cerró su acuerdo con un aumento del 24 por ciento, que se abonará en dos tramos y que no incluye cláusula gatillo.

El titular de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra), Dante Camaño, aseguró que el aumento mínimo será del 24% ya que en otros casos el incremento llegará al 25 y al 26%.

Embed
Sucede que el arreglo establece un 12% de aumento a partir de julio y el 12 restante en diciembre, pero incluye también dos sumas fijas de 1.000 pesos cada una que se abonarán en junio y julio próximos.

Pese al anuncio del sindicato, voceros del Ministerio de Trabajo negaron a la agencia de noticias NA que el acuerdo de los Gastronómicos ya esté sellado y señalaron que aún no se homologó en la cartera laboral.

El sindicato que tiene como máximo referente al dirigente Luis Barrionuevo dejó así de lado los convenios salariales semestrales que marcaron la discusión salarial el año pasado, ya que estiman que la inflación de este año cerraría en torno a la cifra que acordaron, por lo cual no habría necesidad de desdoblarla.

Embed
El porcentaje firmado se encuentra unos siete puntos porcentuales por encima de la pauta del 17 por ciento estimada en el Presupuesto 2017 y unos 4 puntos por encima de la corrección no oficial hasta el 20% realizada por el gobierno de Macri. De hecho otros sindicatos, como UPCN, la UOCRA, Comercio y Estaciones de Servicio cerraron por un 20% pero con cláusula gatillo.

Consultado sobre la ausencia de la cláusula gatillo que incluyeron los gremios mencionados, Camaño le restó importancia: "Nosotros, a diferencia de otros sindicatos que no tienen idea sobre la estructura de costos de lo que producen, sabemos cuanto vale una milanesa y a cuanto la vendemos, por lo tanto sabemos bien cuanto le podemos pedir a los patrones", remarcó al dar por sentado que el sector no tendría margen para pagar más del 25 de suba.