Chris Parker estaba pidiendo dinero cerca del teatro donde se inmoló un hombre el lunes pasado, pero en vez de huir tras la explosión decidió ayudar a los heridos.
Una campaña solidaria ya recaudó 38.989 libras esterlinas (unos 50.482 dólares) para Chris Parker, el mendigo de 33 años que se convirtió en un héroe el lunes pasado al auxiliar a las víctimas del atentado en Manchester.

Al menos 22 personas murieron y casi 60 resultaron heridas después de que un joven se detonó en un show de la cantante Ariana Grande. Lejos de escapar del peligro, Chris decidió ayudar a las personas que inundaban el hall del teatro y tras dar su testimonio volvió a desaparecer de la vista de las autoridades.

El gesto desinteresado de Parker inspiró a Michael Johns a iniciar una campaña a través del sitio GoFundMe para ayudarlo a salir de la calle, pero la historia dio un vuelco inesperado con el comentario de una mujer llamada Jessica Parker, quien aseguró ser la madre del mendigo héroe.

Embed

"Es mi hijo y estoy desesperada para ponerme en contacto con él. Hemos estado distanciados mucho tiempo y no tenía idea de que no tenía hogar. Estoy muy orgullosa de él y creo que puede necesitarme en este momento", escribió Jessica en el sitio de la campaña así como también en el Facebook oficial de varios diarios, incluido el Manchester Evening News.