El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, emitió un mensaje de fuerte contenido social durante el Tedeum por el 25 de Mayo ante el presidente Mauricio Macri. "Buena parte de nuestro pueblo no se siente invitado a las fiestas patrias", señaló.

Durante su homilía por el Tedeum, el arzobispo Mario Poli envió un fuerte mensaje social ante el presidente Mauricio Macri al afirmar que "la inequidad genera violencia".

En ese sentido, Poli declaró: "Comprobamos que muchos pueden pensar que no hay motivo para hacer fiestas patrias cuando buena parte de nuestro pueblo no se siente invitado".

"Es conveniente volver a confiar y apostar a las reservas culturales, morales y espirituales de nuestro pueblo"

Luego agregó: "La solución a nuestros desafíos internos, algunos estadistas lo llaman deuda social interna, depende prioritariamente de nosotros".

También consideró: "Es conveniente volver a confiar y apostar a las reservas culturales, morales y espirituales de nuestro pueblo, así como también a su capacidad de trabajo e ingenio científico que, unido a la perseverancia en las pruebas, le ha permitido sobreponerse a tantas promesas incumplidas, fracasos y postergaciones".

Respecto a las cifras sobre pobreza e indigencia consideró que "los porcentajes invisibilizan el dolor de las familias" y dijo que "nadie puede sentirse excluido de hacer algo por el prójimo".