El hombre se quedó con las cuotas diarias y mensuales de los clientes. En lugar del dinero, colocó un papel en la caja fuerte con la leyenda esa invocación religiosa. Ahora, la Justicia lo procesó por el delito de estafa.
La Cámara del Crimen confirmó el procesamiento de un empleado de un garaje que cobró las cuotas diarias y mensuales de los clientes y, en lugar de entregar los billetes, consignó en una caja fuerte un papel con la leyenda "Dios te bendiga. Gracias a todos".

La Sala Séptima de la Cámara, con las firmas de los jueces Mauro Divito y Mariano Scotto, ratificó el procesamiento de José Antonio Quintana, el presunto empleado infiel, y el embargo sobre sus bienes por la suma de 60 mil pesos.

Embed
Quintana trabajaba en el estacionamiento Lusanfer S.R.L. ubicado en la avenida Paseo Colón 1161, en el barrio porteño de San Telmo.

Está acusado de haberse "apoderado de la suma de 45.200 pesos correspondiente al cobro de las cocheras mensuales y atención al público de los días 8 al 12 de marzo de 2016".

"Para ello, habría rellenado los sobres con trozos de papel -en el lugar en el que debía colocarse dinero- y los guardó en la caja fuerte buzón, dejando sobre ella un trozo de papel escrito a mano" con la invocación religiosa.

Quintana negó los hechos y los atribuyó a una falsa denuncia en su contra por un conflicto laboral con sus empleadores.

Pero los jueces descreyeron de su versión y lo enviaron a la etapa de juicio oral para deslindar eventuales responsabilidades sobre el hecho.