Un hombre llamado Darren Fagan, de 29 años, le fracturó la cabeza a su hija de 2 años en Irlanda del Norte para, según él, "ver la televisión tranquilo".
Como consecuencia, la nena sufrió una hemorragia cerebral y múltiples fracturas en la cabeza que requerirán "intervenciones en el futuro".

Durante el juicio, el hombre admitió los hechos que tuvieron lugar en octubre de 2014
. Según el relato de la madre, ella dejó a la niña con el padre y cuando volvió encontró a la pequeña con la cara roja y transpirando.

Embed
Rápidamente fue a buscar medicamentos y, mientras volvía a la habitación, la nena paró de llorar. Al llegar a la cama de la pequeña, se encontró a Fagan, que estaba drogado, a su lado. La madre se dio cuenta que la niña tenía un gran bulto en la cabeza.

"La golpeaste", gritó la mujer a lo que él respondió: "No es lo que parece".
Inmediatamente llamaron a una ambulancia. La policía tuvo, incluso, que practicarle respiración boca a boca a la menor antes de que llegaran los servicios sanitarios.

Tras el juicio, el próximo 9 de junio se conocerá la sentencia que tendrá que cumplir Fagan, tal y como publica el diario Belfast Live.