Nadie resultó herido en una asquerosa explosión en la que estalló una tubería cloacal en Kiev, Ucrania. Todo fue capturado por una cámara de vigilancia.