Juan Martín Del Potro tuvo un noble gesto con Nicolás Almagro, quien se retiró del duelo que mantenían en Roland Garros por una lesión en su rodilla.