Analizar el camino, atender a la señalización y cambiar la velocidad, son algunas de las claves para tomar bien una curva.

Embed