La madre de Federico Farías, el joven que desapareció el 4 de mayo en las ruinas peruanas de Machu Picchu, denunció que las autoridades del vecino país suspendieron la búsqueda de su hijo. "Los restos que aparecieron los halló un pescador", señaló.
Federico Farías está desaparecido desde el 4 de mayo, cuando comenzó una travesía para llegar a Machu Picchu por un camino alternativo que conocía, porque lo había hecho hace un tiempo atrás. Desde entonces, nada se sabe de él y, pese a no tener los recursos necesarios, su papá y hermano viajaron al país vecino para encontrarlo.
Desde un primer momento, la familia se quejó de la poca operatividad por parte de las autoridades peruanas para buscar a su hijo, y ahora denuncia que la búsqueda se paralizó.
Embed
"Es insólito, porque después de 10 días de la desaparición en Perú se deja de buscar. Así que prácticamente a Fede no lo busca nadie. Incluso, estos restos óseos aparecieron después de que lo dejaran de buscar, gracias a un pescador del lugar", contó Alejandra Gaztelu, la mamá del joven en declaraciones a los medios.
Embed
Sobre la noticia de la aparición de los restos, la mujer dijo que "no sabemos si es Fede. En el lugar hay más de 20 personas desaparecidas. Mientras esperamos el resultado, tenemos que seguir buscando", dijo la mujer, quien además informó que realizó un cotejo de ADN privado porque "no confío en las autoridades de allá".
Embed
"Desde la cancillería nos dijeron que ellos no pueden trabajar por encima de las autoridades, así que está todo frenado. Estamos desesperados y expectantes por el resultado de ADN que creemos estará para la semana próxima", dijo. Según trascendió los restos, que no se pueden identificar a simple vista, pertenecerían a una persona masculina de unos 26 años.