Los simpatizantes de Juventus se habían reunido en el centro de Turín para ver la final de la Champions League que su equipo perdió ayer ante el Real Madrid. El rumor de que había una bomba en el lugar provocó un pánico colectivo que dejó al menos mil heridos, tres de ellos de gravedad.

Una estampida provocada por un momento de pánico colectivo entre aficionados de la Juventus, por temor a la presencia en el lugar de una bomba, provocó a 1.000 heridos en el centro de Turín, donde miles de hinchas se habían reunido para seguir este sábado la final de la Champions League que su equipo perdió 4-1 en Cardiff ante el Real Madrid. Dos de ellos estarían en estado grave, según indicó la policía.

"Habrá que esperar un poco para comprender qué ha provocado este movimiento de pánico", afirmaron las autoridades locales.

Embed

Unos diez minutos antes del final del choque, un petardo explotó y los gritos de un hincha sobre la posible presencia de una bomba provocaron carreras e instantes de caos, según constataron periodistas de la AFP y las televisiones italianas.

Pánico en Turín Juventus

Grupos de hinchas corrieron y muchos se golpearon contra las barreras de seguridad o los edificios que rodean la plaza San Carlo de Turín, donde se habían instalado pantallas gigantes para seguir el partido. Varios de los heridos sufrieron cortes con cristales después de haber caído al suelo.

La plaza San Carlo pudo volver a la calma poco después, donde algunos grupos de jóvenes intentaban ahogar las penas en alcohol en una noche de sábado con sabor amargo.

Embed

"Me caí. Conseguí levantarme, pero lo he perdido todo, mi teléfono, la mochila, todo", declaraba una de las víctimas de la estampida a la cadena SkyNews24.