La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, propuso este domingo revisar la legislación antiterrorista en el Reino Unido tras los dos atentados.
May presidió esta mañana una reunión del comité de emergencias Cobra, en el que participa la cúpula de la seguridad y la inteligencia británicas, tras los ataques terroristas que dejaron anoche siete muertos y cerca de medio centenar de heridos en Londres.

La jefa de Gobierno se mostró partidaria de tomar nuevas medidas para evitar la radicalización a través de internet, asegurar que la policía cuente con las capacidades necesarias para combatir la amenaza terrorista y establecer penas más duras para algunos delitos.

Embed
"Hay demasiada tolerancia hacia el extremismo en nuestro país", dijo May en una conferencia ante el número 10 de Downing Street, su residencia oficial en la capital británica.

En los últimos tres meses, el Reino Unido sufrió otros dos atentados terroristas.

En marzo, Khalid Masood mató a cinco personas en un ataque frente al Parlamento británico en el que atropelló a una multitud y apuñaló a un policía
, y hace dos semanas, el suicida Salman Abedi hizo estallar una bomba en Manchester que mató a 22 personas.

La primera ministra indicó que la organización de los tres ataques no está conectada, pero guardan entre ellos la relación de estar instigados por el extremismo islámico, una ideología que "predica el odio, busca la división y promueve el sectarismo".

Embed
"Derrotar a esa ideología es uno de los grandes retos de nuestro tiempo, pero no se puede hacer tan solo con intervenciones militares", afirmó.

Por ese motivo, la dirigente conservadora estableció como una prioridad "regular el ciberespacio", con la colaboración de la comunidad internacional, para tratar de "apartar esta violencia de las mentes de las personas y hacerles entender nuestros valores".

El Reino Unido debe además acabar con los "lugares seguros" para los extremistas en el "mundo real.

"Debemos hacernos más robustos a la hora de identificar y señalar (el extremismo), tanto en el sector público como en el sector privado. Eso requerirá en ocasiones mantener algunas conversaciones difíciles, en ocasiones embarazosas, pero el país necesita actuar unido luchar contra este extremismo", afirmó.

Embed
La primera ministra, que aspira a ganar las elecciones generales del próximo jueves, esgrimió que es necesario revisar la estrategia antiterrorista en el Reino Unido para asegurarse de que la policía y los servicios de seguridad cuentan con los "poderes" que requieren para actuar de forma efectiva.

May aseguró que contempla ampliar la duración de las condenas por algunas penas relacionadas con el terrorismo, "incluso aquellas sobre delitos aparentemente menores".


La jefa de Gobierno confirmó además que la campaña electoral, que la mayoría de partidos suspendió a nivel nacional ante los ataques del sábado, se retomará el lunes y las elecciones se celebrarán como estaba previsto.