Se trata de Darío Badaracco, principal sospechoso del asesinato de la joven; su hermano, Hernán; Carlos Cassalz, dueño del corralón donde trabajaba Darío; y los empleados Marcelo Ezequiel Escobedo y Hugo Martín Cabañas.
El juez Martín Porto dictó la prisión preventiva para los cinco acusados del crimen de Araceli Fulles, la joven que fue asesinada y enterrada en una vivienda de José León Suárez.

Embed
Se trata de Darío Badaracco, principal sospechoso del asesinato de la joven; su hermano, Hernán; Carlos Cassalz, dueño del corralón donde trabajaba Darío; y los empleados Marcelo Ezequiel Escobedo y Hugo Martín Cabañas.

El cuerpo de Fulles fue hallado enterrado el 27 de abril en una vivienda de la localidad bonaerense José León Suárez, tras una búsqueda que se inició el 2 del mismo mes cuando sus padres denunciaron su desaparición.