El femicida aprovechó el tiempo del que dispone en los alegatos para intentar conmover al jurado civil que mañana dará su veredicto. En 2015 Farré mató a su esposa, Claudia Schaefer, de 44 años, de 74 puñaladas.
Fernando Farré, quien en 2015 mató de 74 puñaladas a su mujer Claudia Schaefer, utilizó este lunes la posibilidad que le da la justicia durante el periodo de alegatos de pronunciar unas últimas palabras ante de la sentencia, y leyó una breve carta dirigida a sus tres hijos.

Allí les pidió perdón, sólo a sus hijos, jamás se dirigió a la familia de la víctima, en un intento por conmover al jurado civil que mañana dará su veredicto.

FARRE JUICIO.mp4
"Lo mejor que le puede pasar a una persona es entregar amor a un hijo y recibir ese amor puro, desinteresado", dijo el femicida antes de leer la carta y quejarse por tener impedido cualquier tipo de contacto con sus tres hijos desde que asesinó a su mujer y quedó detenido.

"El mejor recuerdo que me llevo de esta vida es haber estado de la mano de un hijo que me brindó ese amor inocente, puro, esa sonrisa honesta. Lo mejor que me llevo de la vida es eso" siguió y dijo "mis últimas palabras pasan por ahí, por leer una carta a mis tres hijos. Que no tienen madre y no han vuelto a ver a su padre porque son menores".

A continuación algunos fragmentos de la carta a sus hijos:


"Hace más de 8 meses cambió nuestra vida, Clau ya no está entre nosotros, desde entonces no nos vemos".

"Cuando puedan y quieran pueden venir a visitarme o llamarme por teléfono".

Embed
"No puedo explicarles bien como me siento. Fue muy fuerte lo que vivimos y muy fuertes las consecuencias de lo que pasó. Las palabras que mejor resumen lo que siento son perdón y los quiero, como siempre y más. Quizás esta es la única razón por la que vivo y puedo seguir adelante. Porque sigo siendo su padre".

"Estoy acá, obviamente no puedo explicar ni justificar lo que pasó, cómo llegué a esa situación".

"Sé que las cosas no estaban bien pero el desenlace fue completamente impredecible".

"Me duele saber lo que pasaron y están pasando, ya nada será como antes".

"Vivo recordando los buenos momentos juntos".

"Dicen que el tiempo va a ayudar a adaptarse a la nueva situación".

Embed
"Daría mi vida, la cambiaría en un segundo por irme yo y que ustedes estén con su madre, creciendo, como debería ser. Pero acá estoy y tengo que seguir por ustedes".

"Quisiera saber como están. Pasar tiempo con ustedes y tomarnos de la mano como antes. Nada más lindo que tenerlos de la mano, con esas manitos que todavía son más chicas que las mías".