Aunque en campaña había prometido mantener la gratuidad del fútbol, Macri devolvió el negocio a los privados apenas desembarcó en la Casa Rosada. Ahora cambiemos retrasa el cobro del servicio por lo menos hasta después de las elecciones.
Aunque se esperaba que con el fin del actual campeonato de fútbol se terminara la gratuidad del fútbol por TV, el gobierno de Mauricio Macri llegó a un acuerdo con las empresas a las que se le entregó el negocio de las transmisiones y se aseguró que los partidos puedan seguirse viendo gratis por lo menos hasta las elecciones Legislativas de octubre próximo.

Así lo advirtió La Nación que adelantó que se bonificará por 90 días a todos los que se suscriban al nuevo abono para ver el fútbol, que tendrá un costo mensual de 300 pesos.

Embed
El Gobierno ya cuenta con el compromiso de Fox y Turner, pero también de Torneos, que hará la producción integral, y de Cablevisión, DirecTV y Telecentro, que pondrán los encuentros en sus grillas de programación, para empezar a cobrar el fútbol recién el 20 de noviembre -el próximo campeonato comenzará el 20 de agosto-, que así dejará el modelo gratuito instalado con el Fútbol para Todos para transformarse en premium.

De esta manera Macri, que había denostado en sus inicios el programa Fútbol para Todos vuelve a usarlo para su campaña. La primera vez fue en plena carrera hacia la Casa Rosada en 2015 cuando en campaña prometió mantener el programa. Ni bien llegó a la Presidencia, Macri comenzó el camino para devolver el negocio a privados.

Incluso había denostado la difusión de spots de Presidencia durante los partidos y ahora apela a aquello mismo que dijo que jamás haría lo que valieron no pocas críticas.

Embed
A cambio de la televisación, las empresas firmaron un convenio por cinco años en el que le pagarán a la AFA 1200 millones de pesos como "garantía" y 3200 millones de pesos garantizados por temporada. En los cálculos que realizaron las empresas la estimación es que unos 2.000.000 de personas contratarán el servicio para ver fútbol, lo que representan unos 600.000.000 de pesos por mes.

"La gratuidad hasta noviembre fue algo que el Gobierno les pidió a los nuevos "dueños" del fútbol argentino y que éstos, gentilmente, les regalarán a Macri" hasta las elecciones señala La Nación.