La Policía de Australia reforzó la seguridad en Melbourne, ante la disputa del partido de fútbol entre las Selecciones de Argentina y Brasil, y tras el asalto armado en la ciudad considerado por las autoridades como acto terrorista.

Embed
El Estado Islámico (EI) reivindicó el incidente ocurrido en un bloque de apartamentos de la ciudad, donde un ex convicto en libertad condicional de origen somalí se atrincheró con una rehén hasta que fue abatido por las fuerzas de seguridad.

Las autoridades calificaron la acción -en la que murió otra persona- como un acto terrorista, pero descartaron que el atacante siguiera órdenes del exterior, en referencia a la organización yihadista.

Embed
La policía de Victoria, cuya capital es Melbourne, indicó que se reforzará el dispositivo de seguridad de cara a los próximos partidos internacionales de fútbol programados en el Melbourne Cricket Ground, incluido el del viernes entre Argentina y Brasil.

La medida busca "garantizar que hay una muy visible presencia policial en el recinto y sus alrededores", dijo a Efe por correo el portavoz de la Policía de Victoria, Thomas O'Byrne. "Esta presencia incluirá el uso de recursos especializados de la Policía", añadió.

El portavoz indicó que se someterá a los seguidores que quieran entrar al estadio a registros con detectores de metales e inspecciones físicas de sus pertenencias, por lo que pidió paciencia a los aficionados