Tras manejar a más de 240 km/h por la 9 de Julio, Radetic y Biscardi fueron condenados a un año de prisión en suspenso, aprobar un curso de reeducación vial, realizar tareas comunitarias y difundir campañas de seguridad vial a través de sus redes sociales. Les decomisaron los vehículos.
Alejandro Gastón Radetic y Alejandro Claudio Biscardi, fueron condenados a un año de prisión en suspenso, inhabilitación para conducir y decomiso de los vehículos utilizados en una carrera ilegal. Además los condenados deberán abstenerse de conducir incluso aquellos automotores para los que no se requiere habilitación, aprobar un curso de "Reeducación Vial", realizar tareas comunitarias y difundir campañas de seguridad vial a través de sus redes sociales.

El Ministerio Público Fiscal decomisó los vehículos utilizados para correr la picada (Porsche Cayenne y Dodge RAM), por lo que no hubo una donación por parte de los condenados.

Embed
Por otro lado, si Radetic y Biscardi violaran la inhabilitación impuesta o incumplieran alguna de las reglas fijadas en la condena, la Fiscalía de la Ciudad solicitará que la pena de prisión se convierta en efectiva y se cumpla en una unidad de detención.

Las condenas fueron homologadas por el Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 10, luego de que el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires realizara un juicio abreviado a Radetic y Biscardi por infringir el artículo 193 bis del Código Penal que pena la conducción riesgosa, en concurso real con daño agravado según establece el artículo 184, inciso 5 del Código Penal.

Embed