Dos hombres que se hicieron pasar por pasajeros tomaron el control de un colectivo y lo desviaron de su recorrido hacia villa La Cava para robarle a los pasajeros. Más tarde el padre de uno de los delincuentes lo entregó a la policía.
Una mujer de 38 años resultó herida al arrojarse del colectivo en el que viajaba en el momento en el que la unidad era asaltada por dos delincuentes, en la localidad bonaerense de Villa Fiorito, en la zona sur del conurbano.

Según trascendió este martes, el incidente se inició alrededor de las 15 del domingo cuando dos jóvenes simulando ser pasajeros comunes subieron al interno 18 de la línea 283 que tiene recorrido entre la estación de Lanús a Puente de la Noria.

Embed
Uno de los malivientes se sentó en el medio del vehículo y el otro en el sector de los asientos traseros hasta que al llegar al cruce de Canadá y Plumerillo dieron a conocer sus verdaderas intenciones: robar.

Con un cuchillo uno de ellos amenazó al chofer, identificado como Alberto René Dehelean, de 31 años, mientras que el otro intimidó a los pasajeros, al tiempo que obligaron al colectivero a desviar el recorrido hacia la villa La Cava.

En medio de una situación de pánico, una pasajera, de nombre Mirta Graciela Alegre, destrabó el mecanismo de seguridad de las puertas, la abrió y se arrojó con el colectivo en movimiento.

Embed
Ante la sorpresa de todos, el colectivo no se detuvo ya que los delincuentes obligaron al chofer a continuar con su marcha y lo llevaron junto con el resto de los pasajeros hacia una zona aislada, donde los despojaron de sus pertenencias.

Una vez que los asaltantes escaparon con el botín obtenido, el chofer volvió sobre el mismo recorrido y encontró a la mujer tirada en la calle, inconsciente.

Con la ayuda de algunos de los pasajeros, el chofer subió al colectivo a la mujer que se encontraba con varios golpes y raspones, y la llevó a la Unidad de Pronta Atención de Fiorito.

Embed
Finalmente la mujer herida fue trasladada al Hospital Gandulfo, donde quedó internada con politraumatismos.

Según fuentes policiales, un hombre se presentó en la comisaría horas más tarde y denunció que su hijo había participado del robo.

Tras la denuncia, el hijo del hombre fue detenido por la Policía y en la seccional fue reconocido por varios de los pasajeros asaltados y que se encontraban declarando ante la fiscal Lorena González.