El hombre fue detenido y está acusado de promover la corrupción de al menos tres chicos, en los últimos tres meses. Les habría suministrado y aplicado medicamentos para luego abusar de ellos. La madre de una de las víctimas hizo la denuncia.
Un hombre que trabajaba de enfermero pero había falsificado el título fue detenido en la localidad platense de Villa Elisa, en La Plata, acusado de drogar y abusar sexualmente de al menos tres menores de edad, además de ejercer en forma ilegal la medicina y falsificar documentos públicos.

La detención del sujeto, identificado como Bernardino Parra, fue confirmada a DyN por el fiscal platense Marcelo Romero, quien había solicitado la aprehensión del falso enfermero tras la denuncia realizada por los familiares de los menores de edad abusados.

Embed
El caso salió a la luz este fin de semana luego de que una mujer, que intentaba ubicar a su hijo, se comunicara con un amigo del chico, quien le manifestó que el niño estaba en la casa del imputado y que "Bernardo lo había medicado aplicándole un suero intravenoso".

La mujer realizó la denuncia y Parra fue detenido por la policía "en momentos en que se retiraba en un vehículo Toyota Corola", mientras que dentro de su domicilio se encontraban tres menores de edad y un joven de 18 años, supuestamente drogados.

Uno de los menores de edad presentaba "en el antebrazo izquierdo una mancha similar o compatible con una pinchadura", que luego se confirmó que se trataba de una punción para la aplicación de suero.

En el allanamiento a la propiedad la policía secuestró psicotrópicos, sellos de médicos, naipes eróticos masculinos, agujas, jeringas, preservativos, gel íntimo, lubricante, un vibrador de goma, recetarios, películas condicionadas y otros elementos de interés para la causa.

Parra, según consta en el expediente al que accedió, en los últimos tres meses "promovió la corrupción de al menos tres menores de edad" en su domicilio ubicado en calle 22 esquina 421 de Villa Elisa, partido de la Plata.

Embed
Para cometer el delito, el imputado "les suministró y aplicó medicamentos" a al menos a esos tres varones de 14 y 17 años, "con la finalidad de corromper y desviar su normal desarrollo sexual y abusar sexualmente de los mismos".

"Aprovechándose del estado de minusvalía de las víctimas a las que fueron inducidas (por el uso de drogas), las abusaba sexualmente mediante tocamientos en distintas zonas de sus cuerpos, al tiempo que les profería manifestaciones de índole amorosa", expresa el expediente.

Parra, que será indagado mañana por el fiscal Romero, está imputado, además, de ejercer de manera ilegal la medicina y de falsificación de título, ya que en su domicilio fueron hallados sellos apócrifos y recetas médicas.

"El imputado, sin poseer título habilitante, ejerció ilegalmente la medicina, prescribiendo, administrando y aplicando en forma habitual diversos medicamentos para lo cual usaba documentación apócrifa que él mismo confeccionaba a nombre de profesionales, haciéndose pasar por ellos", sostiene el fiscal.

La causa está caratulada como "corrupción de Menores, Abuso Sexual, Ejercicio Ilegal de la Medicina y Falsificación y Uso de documento público, todos ellos en concurso real, con arreglo a lo normado por los arts. 55, 125, 119 1° párrafo, 208, 292 primer párrafo y 296 del Código Penal".