Milagros Hernández, de 8 años, fue descalificada junto a su equipo por los organizadores de un torneo de fútbol que argumentaron que ella era un nene.

"Me gusta llevar mi pelo corto porque siempre lo tuve corto. No me gusta el pelo largo", reveló "Mili" sobre su look y por el cual pasó un triste momento junto a sus compañeras.

A pesar de su edad, la pequeña es una de las estrellas de su equipo sub-11 Omaha's Azzuri Cachorros y fue uno de los pilares que ayudó en la clasificación del club a las finales del torneo infantil en la ciudad de Springfield, según informó una filial de ABC News en Nebraska.

Embed
Nadie se esperaba que antes de que iniciara el partido que el equipo disputaría el pasado fin de semana los organizadores decidieran descalificarlas, asegurando que habían dejado jugar en su combinado a un niño, refiriéndose a Mili.

"Ella estaba llorando, la hicieron llorar", aseguró Gerardo Hernández sobre el penoso momento en que los organizadores del torneo informaron a los miembros del equipo su decisión.

A pesar de que la familia y los dirigentes del equipo de la niña intentaron demostrar con documentos de identidad que se trataba de una mujer, la decisión de los organizadores fue final
y no permitieron al equipo seguir participando.

La noticia llegó a oídos de la legendaria jugadora de la selección de Estados Unidos Abby Wambach, quien no dudó en enviarle un emotivo mensaje de aliento y animo a la pequeña. "Querida Mili Hernández eres maravillosa en todo sentido. Gracias por enseñarnos a ser valientes y a ser luz a pesar de esta difícil situación", escribió junto a un video que compartió en Instagram la excampeona del mundo y medallista de oro olímpica.

"Que me vea como un niño no significa que sea un niño. No tienen motivos para descalificar al equipo completo", agregó la pequeña Mili en sus declaraciones.

Según se agrega en el reporte, la organización del torneo infantil decidió abstenerse de hacer comentarios sobre el hecho y tan solo se limitaron a decir que su abogado sería el encargado de entregar detalles sobre el penoso incidente.