Se trata de un pequeño que estaba en plena revisión médica. Al principio su rostro daba cuenta que tenía temor pero se fue relajando de a poco y mirá lo que hizo.

Es normal ver cómo algunos niños temen asistir a las citas con el pediatra para una revisión médica de rutina. La mayoría se ponen bastante incómodos y quieren salir de ese lugar. Pero este bebé demostró que estar calmado da mucho mejor resultado.

Un video muestra a el pequeño sentado en la camilla y mientras tanto su padre le acaricia la espalda para relajarlo mientras la doctora se dispone a hacer el chequeo de rutina. Cuando la mujer pone el estetoscopio en el pecho del bebé, él se inclina suavemente hasta quedar con la cabeza apoyada en el brazo de ella. Ante esta linda reacción, la doctora le consiente la cara mientras el pequeño la mira encantado.

Bebé pediatra.mp4