Era secretario adjunto del Sindicato de Empleados de Comercio de Posadas. Había salido de su casa para ir a jugar al fútbol. Su coche fue incendiado. El cadáver fue encontrado por un estudiante que iba al colegio.
El secretario adjunto del gremio de empleados de comercio de Posadas, Pablo Sabino Achingo, fue asesinado por desconocidos que arrojaron su cuerpo parcialmente quemado en un barrio de esta ciudad, donde la justicia investiga si el hombre fue víctima de algún tipo de venganza.

Fuentes de la investigación dijeron que el cadáver de Achingo fue descubierto alrededor de las 6 de este miércoles por un estudiante que iba al colegio y vio un bulto tapado con una bolsa de polietileno blanco, tras lo cual los vecinos de la zona oeste de la capital misionera alertaron a la policía.

Sindicalista asesinado
El cuerpo de Achingo, de 58 años y secretario adjunto del Centro de Empleados de Comercio de Posadas, presentaba quemaduras, y según las primeras observaciones de los peritos que realizaron la autopsia se determinó que había sufrido en forma previa un traumatismo de cráneo.

Los investigadores señalaron que en los primeros minutos de hoy la policía recibió una denuncia vinculada con el incendio de un vehículo, en uno de los accesos a la ciudad, en la ruta nacional 12.

Cuando los agentes policiales fueron a la zona hallaron los restos de un Renault Fluence totalmente destruido por el fuego y al investigar el siniestro descubrieron que se trataba del vehículo que pertenecía al sindicalista Achingo.

Ante ello, la policía inició durante la madrugada una serie de averiguaciones para determinar el paradero del dueño del vehículo.

Las fuentes señalaron que después de la detección del rodado incendiado otra llamada alertó sobre el hallazgo del cadáver en la manzana denominada Chacra 130, en la zona oeste de la ciudad.

El cuerpo se encontraba a unos dos kilómetros del lugar donde estaba el vehículo y rápidamente se estableció que se trataba de Achingo.

auto
Familiares de la víctima dijeron a la policía que Achingo había salido de su casa alrededor de las 21 de ayer para buscar a otra persona y dirigirse juntos a un club de las afueras de la ciudad para jugar al fútbol.

El sindicalista llegó al club con su amigo, desarrolló la actividad en forma normal y luego se retiró del lugar.

El juez de Instrucción de Posadas Marcelo Cardozo confirmó la identidad de la víctima y que el cuerpo presentaba quemaduras, y pidió la autopsia para confirmar las causas de la muerte.

Allegados a la investigación no descartaron la posibilidad de que Achingo hubiera sido víctima de una venganza posiblemente vinculada a su actividad gremial.

La de Achingo no es la única muerte que afectó al Centro de Empleados de Comercio de Posadas, dado que hace tres años, el 7 de junio de 2014, el ex secretario gremial Juan Carlos Roa fue hallado muerto al parecer tras cometer un suicidio y en enero su sucesor en el cargo, Ricardo Alegre, de 62 años, falleció dentro de la habitación de un motel de Posadas.

Achingo era uno de los principales colaboradores del jefe del Centro de Empleados de Comercio de Posadas, Héctor Benigno Gómez, que también está al frente de una filial local de la CGT.