Los restos de Homo sapiens estaban en un yacimiento de Marruecos y tienen entre 300 mil y 350 mil años. Demuestran que "el surgimiento de los humanos modernos podría no estar únicamente limitado al África subsahariana".

Se hallaron en Marruecos los restos más antiguos conocidos hasta ahora del Homo sapiens. Con entre 300 mil y 350 mil años de antigüedad, fueron localizados en el yacimiento arqueológico Yebel Irhoud, a unos 150 kilómetros al oeste de Marrakech.

El descubrimiento representa un cambio de 100 mil años respecto a los restos más antiguos encontrados hasta ahora, que tenían alrededor de 195 mil años de antigüedad y que fueron hallados en Etiopía. Esto demuestra que "el surgimiento de los humanos modernos podría no estar únicamente limitado al África subsahariana", explica la revista Nature.

restos homo sappiens marruecos
Hallaron en Marruecos los restos de Homo Sapiens más antiguos
Hallaron en Marruecos los restos de Homo Sapiens más antiguos

Los restos encontrados son cráneos, dientes y huesos largos de al menos cinco individuos y que fueron hallados en una campaña que comenzó en 2004.

homo sapiens marruecos
<p>Hallaron en Marruecos los restos de Homo Sapiens más antiguos</p><p></p>

Hallaron en Marruecos los restos de Homo Sapiens más antiguos

Uno de esos cráneos presenta "características, incluyendo morfología facial, mandibular y dental", que vincula ese material encontrado en Irhoud con restos humanos primitivos o considerados anatómicamente modernos.

homo sapiens marruecos
<p>Hallaron en Marruecos los restos de Homo Sapiens más antiguos</p><p></p>

Hallaron en Marruecos los restos de Homo Sapiens más antiguos

Según los expertos, los homínidos encontrados en Marruecos "representan la fase de evolución más temprana del Homo sapiens".

"Nuestros descubrimientos sugieren que la morfología facial humana moderna se estableció muy pronto en la historia de nuestra especie y que la forma del cerebro y posiblemente la función cerebral, evolucionaron dentro del linaje del 'Homo sapiens'", explicó otro de los investigadores Philipp Gunz.