El equipo de Gastón Conde sufrió un duro y abultado revés frente a los Baby Boks, que los eliminaron del Mundial de Georgia. Para colmo, en uno de los once tries sudafricanos se dio un hecho insólito que sólo ofendió más a los argentinos.
El medio scrum Embrose Papier se disponía a apoyar el balón ya sin la resistencia de ningún argentino. Sin embargo, decidió esperar a dos de sus compañeros y terminaron apoyando los tres al unísono. Lo que se dice, un acto completamente innecesario teniendo en cuenta la cuantiosa diferencia en el marcador.

Pumitas.mp4