Bajo el título We Wear Culture, Google digitalizó 30.000 prendas y tres milenios de la historia de la moda en un proyecto en el que participaron más de 180 museos, instituciones, escuelas o archivos de ciudades como Madrid, Londres o París para acercar la moda "a golpe de clic" a los internautas.
Google Arts & Culture, que creó más de 450 exhibiciones virtuales, narra las historias de las prendas desde la antigua Ruta de la Seda hasta el punk británico, pasando por el surgimiento del vaquero como ropa de trabajo en las minas y su evolución como icono de alta costura, según explicó en un comunicado Kate Lauterbach, gerente de Programas de la iniciativa.

We wear Cultura, gratuito y disponible a partir de este viernes y en la app de Google Arts & Culture en Android e iOS, descubre cómo la moda está cosida en nuestra sociedad o cómo la diva brasileña Carmen Miranda hizo populares los zapatos de plataforma en 1930.

Una iniciativa en la que participaron desde el Met Costume Institute de Nueva York al Victoria & Albert Museum de Londres, pasando por el Kyoto Costume Institute de Japón, el Museo Cristóbal Balenciaga de Guetaria, España, o la Fundación Agatha Ruiz de la Prada.

Expertos de estas instituciones contribuyeron a revivir las historias de piezas que fueron hito en la historia de la moda a través de la realidad virtual.

Embed
We wear Cultura no solo acerca "a golpe de 'zoom'" a iconos y marcadores de tendencias como Coco Chanel, Cristóbal Balenciaga, Yves Saint Laurent o Vivienne Westwood o desvela cómo las corbatas de flores se convirtieron en una prenda de alta moda desde una tienda en la londinense Carnaby Street, sino que "muestra el trabajo artesano con un nivel de detalle sin precedentes", explica Lauterbach.

Entre el contenido más destacado del proyecto, se encuentran las imágenes de 105 tejidos del modisto Mariano Fortuny o la retrospectiva "Cristóbal Balenciaga: los primeros años", realizada con motivo de la celebración de la apertura de la primer tienda homónima en San Sebastián y el 80 aniversario de su establecimiento en París.

Con una tecnología de vanguardia, se accede al vestido negro de Chanel que consiguió que se hiciera aceptable que las mujeres vistieran negro en cualquier ocasión (Musée des Arts Décoratifs, París, 1925) o a los zapatos rojos de tacón de Marilyn Monroe, que se convirtieron en una expresión de empoderamiento, éxito y sensualidad para las mujeres (Museo Salvatore Ferragamo de Florencia, Italia, 1959), comenta Lauterbach.

"Piezas icónicas que cambiaron la forma de vestir de generaciones enteras y que cobran vida en realidad virtual", resaltó a Luisella Mazza, directora de programas del Google Cultural Institute.

We Wear Culture.mp4
Entre ellas, la falda y jersey de Comme des Garçons con las que Rei Kawakubo consiguió que la estética y artesanía propias del diseño japonés se hicieran un lugar en el escenario global de la moda (Kyoto Costume Institute, Kyoto, Japón, 1983).

O el corsé de Vivienne Westwood, la peculiar visión de la diseñadora sobre una de las prendas más controvertidas de la historia (Victoria and Albert Museum, Londres, 1990).

Se trata de "una apabullante" serie de imágenes y textos inunda la pantalla, un atractivo contenido atesorado en 30.000 nuevos artículos, 450 exposiciones organizadas, 4 experiencias de realidad virtual, más de 700 imágenes de altísima resolución o 46 paseos virtuales en Street View, detalla Mazza.

"Hay más moda que lo que el ojo puede ver" porque invita también, por ejemplo, a dar un paseo virtual por una de las antiguas fábricas de lana en Reino Unido, concluye Kate Lauterbach.