La mujer de Mauro Icardi y su hija de 2 años causaron revuelo en el exclusivo local de Dolce Gabbana de Milán.

Desde que estaba en la panza de su madre que comenzó a recibir lujosos regalos de las marcas más caras. Francesca (2), hija de Wanda Nara y Mauro Icardi, heredó el gusto por las carteras, vestidos y zapatos de la mediática, que comparte en las redes sociales cada nueva adquisición en su vestidor.

Este viernes, Wanda y Francesca fueron de compras nada más y nada menos que al local de Dolce Gabbana de Milán y, mientras Icardi estaba en Australia con la Selección Argentina, aprovecharon para "desquitarse" con la tarjeta de crédito.

Seguí leyendo esta nota en RatingCero.com.