El dueño de Austral Construcciones permanecerá unas horas en observación y se le practicarán una serie de estudios cardiológicos. Los peritos médicos determinaron que puede seguir siendo atendido en el hospital del penal.
El detenido empresario Lázaro Báez fue trasladado este viernes al sanatorio Los Arcos, en el barrio porteño de Palermo, luego de que los médicos del Servicio Penitenciario Federal detectaran que no eran buenos los resultados de un "holter" que le practicaron.

El traslado se produjo para que el empresario sea sometido a estudios médicos complementarios fuera del hospital penitenciario, aun cuando su situación "no revestiría ninguna gravedad".

Embed
"No fue una emergencia, está bajo observaciones y posiblemente pase la noche en el sanatorio", indicaron desde el sanatorio.

La decisión de trasladarlo fue tomada por el Servicio Penitenciario tras la realización de un holter, una prueba de diagnóstico cardiológico que registrar el trabajo cardíaco de una persona durante un tiempo prolongado, en movimiento.

Se trata de la segunda internación de Báez por fuera del sistema carcelario. En abril último había sido atendido también en Los Arcos por un cuadro de arritmia en prisión.