El presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, aseguró que el Mundial de Qatar 2022 no corre peligro pese a la ruptura de relaciones diplomáticas y al bloqueo terrestre, marítimo y aéreo impuesto por Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Barhéin.
"La región volverá a una situación normal" y la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA) debe "ocuparse del fútbol y no inmiscuirse en la geopolítica", aseguró en una entrevista que publica el diario francés Le Matin Dimanche.

Embed
"Observamos con atención la evolución de la situación. También estamos en contacto regular con las más altas autoridades de Qatar y el comité de organización. Si la FIFA puede hacer algo para ayudar de alguna manera ofreceremos por supuesto nuestra ayuda", señaló Infantino.

Los países de la región suspendieron sus relaciones con Qatar tras acusarlo de apoyar a organizaciones terroristas como los Hermanos Musulmanes, el Estado Islámico y Al Qaeda, así como de incumplir los compromisos y acuerdos internacionales.

Qatar se adjudicó en diciembre de 2010 la organización del Mundial 2022, cuando el Comité Ejecutivo de la FIFA, por entonces a cargo del suizo Joseph Blatter, eligió su proyecto por delante de los de Australia, Estados Unidos y Corea del Sur.