La municipalidad de Córdoba intenta paliar el conflicto gremial que afecta a los choferes de colectivos desde hace ocho días con un "Plan de Emergencia". Apenas circula el 15% de las unidades, fuertemente custodiadas.
Los choferes de colectivos de la ciudad de Córdoba cumplen este lunes el octavo día consecutivo de paro en rechazo al acuerdo salarial nacional del 21%, mientras que la municipalidad local puso en marcha un "Plan de Emergencia" que comenzó a funcionar esta mañana a las 7 con unos 150 colectivos en los corredores troncales, alrededor de un 15% de los 800 coches que circulan los días normales, en medio de estrictas medidas de seguridad.

Embed
El centro de operaciones del plan de contingencia se estableció en la Escuela de Aviación de la Fuerza Aérea Argentina, sobre avenida Fuerza Aérea, y desde allí salieron a trabajar los colectivos custodiados por efectivos policiales y de Gendarmería Nacional.

Son alrededor de 150 los colectivos que van a funcionar entre las 7 y las 21 cubriendo el trayecto de los 8 corredores centrales que realizan habitualmente las cuatro empresas prestatarias, a lo que se agrega la línea B de trolebuses.

gendarmes-cordoba-colectivos2.jpg
En todos los casos el servicio se presta de manera gratuita para los usuarios y se sumarán otros micros y combis particulares al plan de emergencia.

El delegado gremial Marcelo Marín, el principal referente e impulsor de las medidas de fuerza, consideró "demente" el plan de emergencia implementado por el municipio y ratificó las medidas de fuerza hasta tanto haya una propuesta que se acerque a sus reclamos, que puntualmente es el rechazo al 21% acordado por UTA nacional y exigen para Córdoba un 32,5% y la normalización de la UTA local que se encuentra intervenida desde el año pasado.

gendarmes-cordoba-colectivos3.jpg
"Están tirando nafta al fuego. Van a salir a las calles 38 gremios que nos respaldan", dijo Marín y advirtió que la ciudad va a ser un "caos", al redoblar la apuesta y dejando en claro que no van a ceder en sus reclamos.

Asimismo, se conoció que desde el Poder Ejecutivo provincial se elabora un proyecto de ley, que en el curso de esta semana podría ingresar a la Legislatura unicameral, para regular las huelgas en los servicios públicos, que incluye el transporte de pasajeros, a los efectos de establecer la obligatoriedad de las guardias mínimas en los conflictos gremiales.