Bautista, el hijo del jugador de la Selección argentina, fue a alentar a su papá al estadio Nacional de Singapur y, en la previa, sacó a la luz sus genes imitando el famoso baile que dio la vuelta al mundo para las cámaras de TyC Sports.