*

29 de noviembre de 2011 - 11:23

Un labrador evitó que un nene muriera ahogado

Con sus aullidos, alertó a los padres de la caída del chico a una pileta. Lo rescataron a tiempo.
Perra

El ladrido de una perra de la raza Labrador permitió ayudar a rescatar a un nene de 2 años que había caído en una pileta en una vivienda de la ciudad bonaerense de Bahía Blanca.



El hecho ocurrió en la tarde del domingo, cuando el menor de 2 años y 5 meses se encontraba en el patio de una vivienda ubicada en la calle Bermúdez al 3400 del barrio El Nacional, a unas 40 cuadras del centro de la ciudad.



Fuentes policiales informaron que "por causas que se investigan, en un momento dado la criatura cayó a una pileta de natación ubicada en el patio".



"A raíz de ello una perra de nombre Eva de raza Labrador, comenzó a ladrar y a aullar, situación que alertó a los padres de la criatura, que estaban dentro de la casa.



La mamá del chico y un tío salieron al patio y vieron al nene flotando boca arriba en la pileta, por lo que lo sacaron inmediatamente.



Luego comenzaron a reanimarlo hasta que llegó el médico de emergencias y lo trasladó al Hospital Interzonal de Agudos José Penna, donde quedó internado.



Gustavo Belleggia, padre del chico, afirmó que gracias a la perra el niño logro ser rescatado y reanimado y hoy se encuentra "sano y salvo".



 "La perra tiene seis meses y cuando lo vio al nene que estaba flotando en la pileta estaba desesperada y fue a buscar a la madre y al tío", contó el hombre a la prensa. 

Otras Relaciones

Lo que más te interesa

 
Comentar esta nota