El defensor de Pacífico de General Alvear, Federico Allende, admitió que utilizó agujas para frenar a los delanteros de Estudiantes. "Esto es para vivos", expresó.
Un defensor de Sport Club Pacífico de General Alvear confesó su cuestionable técnica que colaboró para que este humilde equipo que milita en el Federal B pudiera superar a Estudiantes en la Copa Argentina: pinchó a los delanteros rivales con una aguja, en especial al colombiano Otero.

El autor de la confesión fue Federico Allende, defensor de Pacífico de General Alvear. "Tuve que acudir al grupo viejo, la gran Bilardo...", comenzó su relato radial el futbolista. "Esto es para vivos. Se dio así, sabíamos que teníamos que ensuciar el partido y pinchaba con agujas a los delanteros de Estudiantes", afirmó.

"Sabemos que el jugador de Primera no le gusta el roce, que le hagas tiempo, que le juegues sucio. Veíamos que ésa era la forma, el fútbol es así. Pobre negro, me debe haber odiado"
, admitió. Y detalló que las agujas "las tenía escondidas en las canilleras".