Sabrina Castro, madre de un bebé de 11 meses con una grave enfermedad, desconfía de la atención que recibe en un hospital de Córdoba y pide ayuda para que su hijo sea trasladado al Garrahan, en Buenos Aires. "Tuvo convulsiones por 20 horas sin que nadie haga nada", se quejó.
Sabrina Castro no se mueve de al lado de la cama que Noah ocupa en el Hospital de Niños de Córdoba desde abril pasado, cuando su salud comenzó a empeorar. El bebé de casi un año vomita todo lo que come.
Madre.mp4
Desde su nacimiento, el menor de 11 meses presentó complicaciones, pero hace dos meses su situación empeoró. Noah nació en la ciudad de Carlos Paz y le diagnosticaron holoprosencefalia semilobar, una enfermedad de malformación cerebral. Por este motivo, a principios de mayo se sometió a una cirugía de Nissen antirreflujo y le colocaron un botón gástrico en lugar de una sonda, porque los médicos la consideraban muy invasiva.
Embed
Tras la operación, que parecía haber salido bien, Noah recayó y comenzó a agravarse su estado de salud: tuvo fiebre, convulsiones repetitivas y, en los últimos dos meses, tres shocks sépticos, producto de varias infecciones intrahospitalarias muy agresivas. Desde entonces, aún no recibió un diagnóstico certero que le permita tratarlo y continuar con su vida normalmente.Tras hacer una interconsulta con médicos del Hospital Garrahan se convenció de que ese era el lugar donde Noah realmente puede mejorar y llevar una vida dentro de todo normal.
Noah y Sabrina
"Hace un tiempose agarró un virus intrahospitalario, convulsionó por primera vez ahí y todo se desencadenó después de la operación de Nissen. No hubo buena atención, pasamos 20 horas entre convulsiones sin que nadie haga nada. Ya no confío en este lugar", relató Sabrina en diálogo con minutouno.com.
Sabrina realizó una interconsulta y asegura que la mejor opción para que Noah se recupere es internarlo en el Garrahan. "Ya tenemos el traslado arreglado, sólo nos tienen que dar la cama para que viaje. Es la única opción que tenemos para que la vida de Noah pueda mejorar, si sigue acá, lo dejan morir", expresó la mujer.
Embed
La delicada situación de Noah se suma a los problemas económicos que debe afrontar la familia. Sabrina es madre soltera y tiene otros dos hijos. El papá de Noah está muy presente por la salud del nene, pero tampoco tiene trabajo.

"Yo necesito estar con Noah las 24 horas, no puedo trabajar. Ahora me llegó una orden de desalojo del lugar que alquilo. No tengo plata para pagar un lugar, no tengo dinero para mis hijos, lo único que recibo es la asignación universal por hijo que va todo al tratamiento de mi hijo", cuenta Sabrina y agrega: "Estamos completamente desamparados".
La mujer pide al Gobierno que la ayude a afrotar los costos o le brinde un lugar para vivir. "Son todos temas que se suman y ya no sabemos qué hacer. Lo principal es la salud de mi hijo", dice.
Sabrina abrió una cuenta bancaria para cualquiera que pueda ayudarla. En caso de no poder hacerlo con dinero, puede hacerlo donando la leche especial que toma Noah que es la Kas1000. También necesita desmopresina e hidrocortizona.
"Estamos completamente desamparados"
Los datos para poder ayudarla son:
Cuenta bancaria
La cuenta bancaria para ayudar a la familia
La cuenta bancaria para ayudar a la familia

Cuenta N: 5521165485
CBU:0110552030055211654851
nombre: sabrina Castro
Cuil:27338267520