Se dice que Nicolás Flamel encontró la fórmula para convertir el metal en oro, pero lo más impresionante de su legado es que su hogar es la vivienda más antigua de París.
Para todos los amantes de la gastronomía, el esoterismo y el turismo hay un programa hecho a medida en París, donde la casa más antigua de la ciudad solía ser el hogar del alquimista más conocido de Europa. Allí funciona hoy en día un restaurante de lujo.

Construida en 1407, la casa todavía se mantiene en pie en el número 51 de la Rue Montmorency, en el barrio de Marais, donde alguna vez fue el lugar de paso entre el centro de la capital de Francia y la campiña.

Embed
De hecho, Flamel y su mujer, Perenelle, mandaron a construirla para recibir a los trabajadores rurales que estaban de paso y por eso era conocida como el Auberge (albergue) Nicolas Flamel.

Auberge Nicolas Flamel 1.jpg
Una placa conmemorativa en la entrada de la casa más antigua de París<br>
Una placa conmemorativa en la entrada de la casa más antigua de París
Nicolás Flamel pasó a la historia como un erudito, pero también se dice de él que fue un alquimista que habría llegado a descubrir la piedra filosofal para convertir cualquier metal en oro y el Elixir de la Larga Vida (sí, esto se menciona en"Harry Potter y la piedra filosofal").

nicolas flamel 4.jpg
Algunos detalles nuevos y viejos de la fachada de la casa de Flamel<br>
Algunos detalles nuevos y viejos de la fachada de la casa de Flamel
En el nivel de la calle funcionaba una taberna y para hospedarse en uno de los cuartos de la planta superior sólo se pedía al huésped que rece un Padre Nuestro y un Ave María para la redención de los pobres y pecadores difuntos, informó el sitio Bonjour Paris.

Hoy en día es posible visitar la casa pero además se puede entrar a comer en su salón ya que hay un restaurante con estrella Michelin.

nicolas flamel 5.jpg
Algunas inscripciones y relieves quedaron en la pared<br>
Algunas inscripciones y relieves quedaron en la pared