Juan Manuel Casolati fue arrestado por cortar la calle durante una protesta contra el cierre provisorio de la fundación ordenado por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.
El director civil de La Fundación Felices, Juan Manuel Casolati, fue detenido este jueves por "instigación al delito" cuando realizaba una protesta y cortaba una calle en la localidad bonaerense de Hurlingham en rechazo de la "intervención liquidadora" dispuesto por las autoridades provinciales.

Un grupo de manifestantes cortó este jueves la calle Juana Manuela Gorriti, a la altura del ingreso de la sede de la fundación, y cuando llegó la Policía se produjeron incidentes que terminaron con la detención de Casolati.

Según el informe policial, "entre los manifestantes se produce un forcejeo y una mujer cae al piso". "Cuando se decide intervenir, Casolati comienza a proliferar palabras soeces a los uniformados al tiempo que instiga y forma parte de agresiones físicas infundadas e ilegítimas", precisó el informe policial.

Manifestación
El jefe distrital, el comisario Andrés Lasala, sufrió una herida leve en la cabeza durante los incidentes que se produjeron en el lugar. El fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción N° 4 de Morón, a cargo de la causa, fue quien ordenó la detención de Casolati.

El actual director de la fundación permanecía este jueves en la UFI N° 4, en calidad de aprehendido y estaba incomunicado, según informaron fuentes judiciales. Debido a irregularidades administrativas en la fundación que creó el sacerdote Julio Grassi, el gobierno provincial dispuso una "intervención liquidadora" por seis meses como paso previo a su cierre definitivo, que estará a cargo de la Dirección de Personas Jurídicas.

Los servicios de comedor y asistencia se seguirán prestando durante el lapso que dure la intervención. La intención de la gobernación es reubicar en forma paulatina a los 52 niños que están alojados en Hurlingham, mientras que se garantizó la continuidad en el funcionamiento de las escuelas públicas ubicadas en el predio de la Fundación.

Casolati había sido designado por el exgobernador Daniel Scioli cuando Grassi fue separado del cargo. A principios de año, el director de la fundación había sido intimado a presentar información financiera de la entidad, Casolati pidió cuatro meses para prepararlo y jamás cumplió.