A través de sus cuentas oficiales en Twitter, las FARC y el ELN repudiaron el atentado que se registró en un centro comercial de la capital de Colombia en donde al menos tres personas murieron y otras nueve resultaron heridas.
Las dos principales fuerzas guerrilleras de Colombia condenaron el atentado perpetrado el sábado en un centro comercial de Bogotá, al que consideraron execrable, y afirmaron que el ataque que provocó tres muertos es un obra de quienes quieren sabotear los acuerdos de paz, en los que están implicadas ambas organizaciones.

Embed
A través de sus cuentas oficiales en Twitter, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), se desligaron del ataque que anoche sacudió el Centro Comercial Andino, ubicado en la exclusiva "zona rosa" de Bogotá.

El jefe máximo de las FARC, Rodrigo "Timonchenko" Londoño Echeverri, expresó su "solidaridad con las víctimas de hoy en Bogotá" y afirmó que el atentado, considerado "terrorista" por el gobierno de Juan Manuel Santos, "sólo puede venir de quienes quieren cerrar los caminos de la paz y reconciliación".

Embed
En un sentido similar se expresó el Ejército de Liberación Nacional que a través de su cuenta en Twitter @ELN_Paz repudio "el ataque contra civiles".

Embed
"Compartimos el dolor y nos solidarizamos con las víctimas" publicaron en la red social en la que agregó que "pide seriedad a quienes hacen acusaciones infundadas y temerarias; hay quienes pretenden así hacer trizas los procesos de Paz", indicó la agencia de noticias EFE.

Y añadió: "@ELN_Paz condena el execrable hecho en el Centro Comercial Andino; el Estado debe investigar a fondo para identificar responsables", dijo y aseguró que esta organización que participa del diálogo de paz en Quito con el gobierno colombiano "jamás haría acciones cuyo objetivo sea afectar a la población civil".

Embed
En la noche del sábado, en víspera de los festejos del Día del Padre, una bomba explotó en uno de los baños de mujeres del Centro Comercial Andino, ubicado en una de las zonas residenciales de Bogotá.

Como consecuencia del ataque, calificado por el alcalde de la capital colombiana, Enrique Peñalosa, como "un atentando terrorista", murieron tres mujeres -una de ellas francesa- y otras 9 personas resultaron heridas.

"Un ataque como éste, un artefacto explosivo en un baño de mujeres de un centro comercial, es un acto vil, cruel, cobarde y no vamos a descansar hasta capturar a los responsables", dijo el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en una comparecencia ante periodistas en el centro comercial, al que llegó tras aterrizar en Bogotá procedente del norte del país.