Los jefes municipales de la costa del río Uruguay se reunieron para analizar el rol desempeñado por la represa de Salto Grande en la creciente del río Uruguay y reclamaron que indemnice a las localidades inundadas.
Los intendentes de la costa del río Uruguay, en Entre Ríos, se reunieron para analizar la situación de las zonas inundadas y reclamaron que la represa de Salto Grande indemnice a las ciudades afectadas por la crecida del río.

El intendente de Concordia, Enrique Cresto, encabezó la reunión de trabajo con los jefes comunales, donde se firmó un documento solicitando a los gobiernos de Argentina y Uruguay la conformación de una Comisión Binacional para debatir los protocolos de actuación de la represa en situación de crecientes extraordinarias y la necesidad de que Salto Grande colabore con la recuperación de las ciudades afectadas por las inundaciones.

intendentes-entre-rios.jpg
"Si tenemos una empresa de la envergadura de Salto Grande, que genera tantos recursos cuando el río está en sus caudales y cauce normal, ¿cómo no va a estar acompañando a los pueblos aguas abajo cuando vienen estas inundaciones extraordinarias y son tantos los perjuicios que provoca la creciente?", expresó Cresto.

Para el intendente concordiense es importante "establecer un protocolo en el manejo del río Uruguay, aguas abajo de la represa, que es donde cualquier decisión que tome la represa afectará, para bien o para mal, a miles de ciudadanos, desde Concordia hasta el sur de la provincia, y también en la costa uruguaya", argumentó.

Durante el encuentro, plantearon su preocupación por las consecuencias económicas, sociales, ambientales y productivas de las inundaciones, cada vez más frecuentes, y la necesidad de trabajar en una fórmula de indemnización que pueda resarcir a las comunidades los daños que produce el río, cuando excede las cotas de alerta y evacuación en cada una de ellas.

Embed
La reunión tuvo "una amplia representación de toda la provincia", aseguró José Lauritto, intendente de Concepción del Uruguay. "Hoy ha nacido la formalización del reclamo a la necesidad de los ribereños" aguas abajo de la represa, sintetizó Lauritto.

El intendente de Villa Paranacito Gabriel García destacó la relevancia de "este tipo de encuentros y reuniones, para que podamos manejar todos la misma información sobre cómo trabaja la represa de Salto Grande y porque pasa lo que nos pasa a los pueblos que nos inundamos".

En referencia a la propuesta de establecer un régimen de indemnizaciones, García señaló que "muchos de nuestros municipios hemos recibido ayuda del Gobierno, que sirven para atenuar los efectos de las inundaciones, pero también es importante poder tener una indemnización en forma directa e inmediata cuando baja el río, y no que tras cada inundación haya que estar gestionando una posible reparación ante el enorme daños que nos provoca la creciente", reclamó.


El documento

En su parte resolutiva, la declaración conjunta que firmaron los intendentes - con la adhesión de legisladores, concejales y funcionarios – plantea textualmente:

"Solicitar a los Gobiernos Nacionales de la República Argentina y la República Oriental del Uruguay arbitren los medios legales, administrativos y diplomáticos para conformar una Comisión Binacional formada por las autoridades locales de los municipios argentinos y uruguayos ubicados aguas abajo del Complejo Hidroeléctrico de la Represa de Salto Grande a fin de:

- Redactar un Protocolo de Actuación que determine expresamente que el Complejo Hidroeléctrico de Salto Grande debe, en caso de crecidas extraordinarias, mantener el embalse en el nivel de expropiación, a los fines de no provocar inundaciones innecesarias aguas debajo de la represa, consensuando la apertura de vertederos con las autoridades de las localidades situadas a ambas márgenes del río Uruguay.

- Definir un sistema de indemnización para las localidades que sufran inundaciones que superen la cota de riesgo de la ciudades de Concordia y Salto, las que serán determinadas, analizando las crecidas medias extraordinarias de los últimos diez (10) años, y proporcionalmente, a cada una de las localidades ubicadas aguas abajo de ambas ciudades.

- Promover la conformación de un Comité de Cuenca para el río Uruguay, entre la República Argentina, República Oriental del Uruguay y República Federativa del Brasil a fin de llegar a acuerdos sobre la gestión del agua en todo el curso del mencionado río".