Erik Finman no quería seguir estudiando y le apostó a sus padres que sería millonario cuando se hiciera mayor de edad. Si eso sucedía ellos no lo obligarían a ir a la universidad. Lo logró gracias a su inversión en la moneda virtual Bitcoin.
"Estoy orgulloso de poder decir que no tendré que ir a la facultad", dijo Finman según informa la CNBC.

Hoy el joven tiene 403 Bitcoins. Cada uno de ellos sale, al valor de este miércoles, US$2.700. Eso lo hace acreedor de un total de US$1.088.100.

Pero no es la única moneda virtual en la que viene invirtiendo desde 2011. También lo hizo en otras como LiteCoin y Ethereum.

Muchos expertos aseguran que el Bitcoin caerá notablemente, mientras que otros aseguran que cada moneda podría aumentar hasta los US$100.000. Finman es de los segundos: "Personalmente pienso que el Bitcoin valdrá de varios miles de dólares hasta un millón cada uno".

El Bitcoin es una moneda virtual que se caracteriza por ser descentralizada y no estar controlado por ninguna entidad financiera ni por ningún país.

Embed
Finman invirtió por primera vez US$1.000 en mayo de 2011 cuando tenía solo 12 años gracias a un regalo que le hizo su abuela. Con esa inversión, logró generar US$100.000 en muy poco tiempo.

Con ese dinero lanzó una compañía de educación online para estudiantes frustrados que, como él, no encontraban buenos maestros en la escuela y, de esta manera, podían buscarlos en internet. Terminó vendiendo esa compañía. Podía elegir US$100.000 o 300 bitcoins. Eligió la segunda porque consideró que se trataba de algo importante.

Hoy no solo maneja su inversión en Bitcoins, sino también los de toda su familia.

No sabe qué hará a continuación, pero lo único de lo que está seguro es de que no volverá a la escuela. "No recomiendo la escuela por la manera en la que está estructurada el sistema educativo. No funciona para nadie. Recomendaría internet, que es gratis para todos. Uno puede aprender millones de cosas más desde YouTube o desde Wikipedia", aseguró.