Youssef tenía sólo nueve años cuando llamó a Emergencias porque su mamá se había desvanecido en la casa. A pesar del miedo ante la situación, el nene logró brindar los datos de su casa y salvarle la vida.
"Mi mamá se cayó al suelo", con esta frase Youssef comenzó la conversación con Emergencias al ver que su mamá se había caído al suelo y no respondía. Gracias a ese llamado, el pequeño de nueve años logró salvar la vida de su mamá y fue distinguido por la Comunidad de Madrid por haber permanecido con una gran lucidez en uno de los momentos más desesperantes que posiblemente viva en su vida.
NIÑO Emergencias.mp4
"Dale golpecitos en la cara, a ver si está despierta", le indicó la operadora durante la conversación.
"No, no, no está despierta.Se golpeó contra el radiador", respondió el nene.
Colmado en nervios, el nene comenzó a gritar que a su mamá le salía sangre de la cabeza. "¡Sangre, sale sangre!", se lo escucha decir y luego logra facilitar la dirección correcta a la operadora.
El nene explicó durante la distinción que fue gracias a una excursión que hizo con el colegio a los bomberos que supo que si alguna vez le pasaba algo, tenía que comunicarse con el 112.
"Ojalá toda la gente llamara con ese temple, esa rapidez y ese saber estar", dijo la operadora que recibió la llamada del niño, que remarcó que generalmente todas las llamadas de emergencias son complicadas.
Embed
Tras llamar a Emergencias, Youseff llamó a los vecinos para que lo ayudaran. Antes de que llegaran los médicos, la mujer fue asistida por policías y logró despertarse.