En muchas empresas la regla es que en verano los hombres no pueden usar pantalones cortos. Incluso en muchos lugares pueden llegar a sancionar a los empleados o enviados a sus hogares a cambiarse.

Embed
Joey Barge, de 20 años, quiso hacer algo para cambiar esto. Un día fue en bermudas al call center donde trabaja en Buckinghamshire, Reino Unido: "Si las mujeres pueden llevar polleras o vestidos, ¿puedo ir con pantalones como estos?".

Embed
Parece que la respuesta fue negativa y, por ese motivo, decidió ponerse un vestido para no sufrir tanto el calor. En un tuit decía: "Nos vemos pronto, Twitter. Me van a mandar a casa en breve", explicando que pensaba que lo iban a despedir.

Embed
Finalmente, no solo no lo despidieron, sino que cambiaron el dress code de la compañía. Otra foto que subió a su cuenta de Twitter es una carta de Recursos Humanos donde informan que, por las altas temperaturas, los hombres podrán utilizar bermudas.

Embed