La reina del fitness en Instagram, Rebecca Burger, murió en un accidente doméstico mientras usaba un sifón para preparar crema chantilly.
La muerte de la gurú del fitness Rebecca Burger sorprendió a sus 185 mil seguidores de Instagram, pero lo que más llamó la atención de la triste noticia fue que ocurrió cuando le explotó el sifón que estaba usando para hacer crema chantilly.

El sifón explotó porque tenía una tapa de plástico en vez de aluminio o acero inoxidable y ese material no soporta la presión de la pequeña cápsula del gas tan bien como los otros. De hecho, desde 2010 se registraron en Francia varios casos de lesiones de usuarios en los ojos, la cara o las manos como si se tratase del corcho de un espumante en Año Nuevo.


El caso de Burger, de 33 años, fue aún más dramático porque el tapón de plástico salió disparado contra su pecho, lo que le produjo un ataque cardíaco. El sifón que había comprado la gurú del fitness era marca Ard'Time, que desde 2014 aparece en una lista negra de utensillos de gastronomía, según el sitio Directo al Paladar.

Otras marcas catalogadas como peligrosas por el ente regulador francés son Essentiel B, Joka, Siphone Cream, Table Wear, modelo "Cofre Chantilly", Idée cuisine, los kits "Grande cuisine" y "Chantilly Espuma" de Orfèvrerie de la tour y muchos otros más.