El colectivero asaltado en un interno de la línea 111, que este viernes está de paro junto a las 78, 87 y 127, dio detalles del asalto que sufrió en Vicente López. "Si no lo pateaba, me pegaba un tiro", sostuvo.
Hugo fue sorprendido por un delincuente este viernes a las cinco de la mañana mientras realizaba su habitual recorrido con la línea 111. En la parada de Constituyentes y Mitre, frente al predio de Tecnópolis se subió un hombre. "Apenas se subió se puso la capucha y me apuntó con un arma en la cabeza". Según las pericias balísticas, determinaron que el hombre tenía un revólver calibre 22.
"Comenzó a pedirle plata a los pasajeros de las primeras filas, le dieron y comenzó a pedir más. Amenazó a una persona que le decía que lo iba a matar. Cuando se estaba por bajar, gira el arma, me apunta, yo lo pateo y me dispara", agregó el chofer que se salvó de milagro que el disparo apunte a otro lado.
Embed
"Si no lo pateaba me da a mí. Apuntó a matarme", dijo el colectivero.
Por el hecho, los conductores se encuentran reunidos en asamblea en una de las cabeceras de la empresa ubicada en José León Suárez.
Embed

Los trabajadores reclaman mayor seguridad para evitar estos hechos de violencia que desde un tiempo sufren los colectiveros.

Vale recordar que la semana pasada todas las líneas de colectivos de la zona sur del Conurbano dejaron de funcionar luego del asesinato de un colectivero en la localidad de Claypole. Esta semana, delincuentes agredieron a un chofer de la línea 620 en La Matanza.