Un adolescente se subió al techo y quiso saltar. El proceso fue filmado, pero tuvo un problema: el pantalón se le enganchó y terminó dándose un brutal golpe.