Carlos Javier Gómez, subteniente de Policía Bonaerense, fue el primero en ingresar al búnker donde se encontraba el jefe de La Salada junto a su mujer y sus hijos.

Carlos Javier Gómez, el subteniente de Policía Bonaerense baleado por Jorge Castillo, contó cómo fue la detención y qué le dijo el jefe de La Salada cuando los efectivos ingresaron al búnker de su mansión para detenerlo.

"Estoy bien gracias a Dios. Sufrí solamente esquirlas en la cara, pero más que nada fue sorpresivo, no nos esperábamos un ataque así", indicó el policía, quien fue herido luego de que Castillo le disparara "entre tres y cuatro" veces con una Glock calibre 40.

Policía herido por Castillo.mp3
"Nos identificamos como policías y le dijimos que se entregue por las buenas", indicó Gómez en conferencia de prensa, desmintiendo la versión de Paola Luengo, la mujer de Castillo, quien había declarado que creía que se trataba de delincuentes.


"Estaba escondido dentro de un bunker y nos insultaba", contó el Subteniente a quien "el primer disparo le pegó en el escudo".

Policía baleado Castillo La Salada

"Tenemos la orden de identificarnos como policías. Estaba abajo con la señora, los hijos. Abrió la puerta por sus medios. Uso a la familia como escudo. Ya habíamos limpiado la parte de debajo de la casa porque la mansión es gigante, ni se activaron las alarmas".

"El objetivo es tratar que la persona salga viva. Fue una balacera entre 3 o 4 tiros. Grité 'Castillo, entréguese'", relató Gómez.

Por último, indicó que "teníamos todo el equipo y destaco que la acción del grupo fue impecable".