Desde la Cámara correspondiente anunciaron que no habrá servicio desde el miércoles hasta el viernes de la semana que viene en reclamo para poder cobrar el servicio.
La Cámara de Kioskeros Unidos, que aglomera a 5 mil dueños de kioskos, convocó a un paro de servicio de recarga de SUBE de 72 horas a partir del miércoles que viene en reclamo para poder cobrar un adicional al prestar su función.

"La cámara de kiosqueros unidos (CKU) reclama que el estado reconozca al kiosco como punto de venta siendo que forma parte del sistema del transporte público. Por lo tanto, Se exige que deroguen la ley que prohíbe que se cobre un adicional", pidieron desde la organización en una campaña online.

De acuerdo a la ley vigente está prohibido cobrar por recargar la SUBE pero desde la CKU se quejaron porque consideran que el kioskero "absorbe todos los costos para que la gente pueda viajar todos los días".

El kioskero "paga por adelantado el saldo que va usar, hace depósitos bancarios y le descuentan el 1 por ciento, luz, alquiler, empelado, internet, posnet, riesgo de robo, tiempo de traslado, movilidad, todo a cambio que la gente compre una golosina y no vaya al supermercado", explicaron.

"Así como el estado subsidia al transporte público reclamamos una rentabilidad digna para brindar el servicio sin cobrar adicional", escribieron desdela organización liderada por Sergio de Acha. Por eso se suspenderá el servicio desde el 28 añ 30 de junio.

Embed