Un chico de 22 años manejaba en Minnesota cuanto un policía lo hizo detenerse y, sin media palabra, comenzó a golpearlo y lo sacó por la fuerza de su auto.

Anthony Promvongsa es un joven de 22 años que fue víctima de un brutal caso de violencia policial, cuando un oficial comenzó a golpearlo y lo sacó por la fuerza de su auto a pesar de que no había ofrecido resistencia a la detención.

El chico había sido acusado de manejar de manera peligrosa y de amenazar a un policía de civil. Cuando Joe Joswiak lo detuvo, comenzó a pegarle antes de preguntarle nada. El ataque ocurrió el 28 de julio de 2016 en Worthington, Minnesota, pero tomó estado público el jueves, cuando lo difundió la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU).

arresto violento