Baxter es un perro que estaba cansado y no quería caminar. Al punto que su dueño tuvo que arrastrarlo. Él, muy tranquilo, se quedó tirando mientras "paseaba" de una manera poco convencional. Como no podía ser de otra manera, se viralizó.