Justine Kish perdió por decisión unánime ante Felice Herring en la UFC Fight Night de Oklahoma, aunque se llevó todos los flashes por lo que le pasó en pleno forcejeo durante el último round.
Herring intentaba someter a su oponente antes de la campana y Kish, en una muestra admirable de sacrificio y talento, logró zafarse para llevar la decisión a las tarjetas. Sin embargo, tanto fue el esfuerzo realizado que, en plena lucha, terminó defecando sobre el octágono. Las manchas que quedaron en el mismo son una prueba fiel de esto.

Justine Kish
Tras esto, hasta la propia Kish bromeó en su cuenta de Twitter al respecto. "Soy una guerrera y nunca me rendiré. La m.... sucede, jaja,. Estaré de regreso muy pronto", escribió.

Embed