Catriel Etcheverri
Catriel Etcheverri
A pocos días de que se confirmara la precandidatura del ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, a senador por la provincia de Buenos Aires, la Provincia apura la resolución del conflicto docente antes de las PASO y elevó su propuesta de mejora salarial después de seis meses.
Con la confirmación de las precandidaturas de cara a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) que definirán los nombres que competirán en las Legislativas de octubre próximo, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, se apresuró este miércoles a cerrar un conflicto que lleva abierto ya más de seis meses.

Luego de 14 reuniones en las que los ministros bonaerenses de Economía, Hernán Lacunza; de Trabajo, Marcelo Villegas y de Educación, Alejandro Finocchiaro poco y nada se movieron de la propuesta de mejorar los salarios docentes un 20% o 21%, este miércoles el gobierno de Vidal ofreció un 27,4% y logró así, por primera vez desde que comenzaron las negociaciones en febrero pasado, que los representantes de los seis sindicatos docentes no rechazaran la propuesta de plano y resolvieran ponerla a consideración de las bases.

BARADEL SOBRE OFERTA DE PROVINCIA
"Había plata, estaba la posibilidad de mejorar las propuestas salariales que presentaban, sabíamos que se podía mejorar efectivamente la propuesta, pero el gobierno de Vidal eligió hasta el día de hoy la confrontación con los docentes" advirtió Roberto Baradel (Suteba) tras el encuentro que mantuvieron con los sindicatos con los representantes del gobierno bonaerense.

¿Qué fue lo que cambió entre las primeras 13 reuniones y la de este miércoles? Todo y nada. La situación financiera de la provincia no cambio un ápice y no consiguió el auxilio del gobierno nacional para hacer frente a las mayores erogaciones que implicaban una mejora sustancial en los salarios docentes. Nada cambió por este lado.

Tampoco cambió la determinación de los docentes en seguir la lucha que se tradujo en casi 20 días de paro desde que comenzó el ciclo lectivo 2017.

Embed
Pero sí cambió el escenario político. A un mes y medio de las PASO y con las precandidaturas confirmadas ante la justicia electoral comenzó el tiempo de la campaña. Y Cambiemos y el gobierno de Vidal deberán plebiscitar su primer año y medio de gestión en las urnas frente a la ex presidenta Cristina Kirchner, quien según las primeras encuestas la dan ganadora con cerca del 33% de los votos.

Para hacer frente a esa parada, el presidente Mauricio Macri y Vidal eligieron que fuera el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, quien encabece la lista de precandidatos al Senado de la Nación por la provincia de Buenos Aires.

En competencia directa con la ex mandataria, mantener irresuelto el conflicto abierto hace ya seis meses con los docentes era entregarle a la oposición un frente de ataque directo. En especial por la estruendosa ausencia de Bullrich a lo largo de todos los conflictos docentes que se sucedieron desde el inicio de las discusiones paritarias en cada uno de los 24 distritos electorales.

Embed
Tras la campaña de desprestigio que se desplegó contra los principales referentes de los sindicatos docentes, luego de intentar desviar el foco de discusión de la paritaria a cuestiones partidarias (Vidal misma interpeló a Baradel pidiendole que dijera si era o no kirchnerista) y tras no poder quebrar luego de seis meses ni la resistencia docente ni el respaldo popular a la causa (respaldo traducido en numerosas y más que multitudinarias marchas) Vidal apostó este miércoles por cerrar ese frente de conflicto y proteger así a Bullrich en la carrera hacia el Senado.