El jubilado Rodolfo Oscar Estivill, de 90 años, se pegó un tiro en la cabeza en una sucursal de Mar del Plata de Anses y murió poco después. El hecho generó pánico entre los presentes: "Pensaron que había alguien disparando a mansalva".

La muerte de Rodolfo Oscar Estivill generó un fuerte malestar en la dependencia de ANSES de avenida Independencia en Mar del Plata. Tras el gran impacto que generó que el jubilado se pegara un tiro en la cabeza un empleado sufrió un infarto.

Un hombre que trabaja en el área administrativa, de unos 55 años, tuvo un paro tras el cual se encuentra estable. Luego de la trágica medida que tomó Estivill, "hubo desmayos y ataques de pánico", declararon fuentes de ANSES a La Capital de Mar del Plata.

Embed

"Todo el mundo salió corriendo porque lo primero que todos pensaron, salvo los que estaban viendo la situación, fue que había alguien disparando a mansalva", contó un empleado que describió al hecho como "bastante caótico".

Aún conmovido, el trabajador explicó que "de a poco se fue desalojando el lugar porque había mucha gente en estado de shock, traumada, que no se podía mover".